Congreso gasta S/ 500 mil al mes en prensa fujimorista

31

La República detecta trabajadores del Legislativo dedicados a atacar e insultar a políticos de oposición y periodistas independientes, a los que se suman empleados de otras áreas. Se dedican a retuitear mensajes ofensivos de cuentas anónimas para evitar ser identificados.

El equipo de comunicaciones y de prensa del Congreso de la República ha crecido desde que Fuerza Popular tomó el control de la Mesa Directiva y de la organización del Poder Legislativo. El reforzamiento de dicha área clave se ha efectuado con la contratación de personal militante o simpatizante de la organización política que postuló a Keiko Fujimori a la Presidencia.

De acuerdo con datos del propio portal congresal actualizado a abril de 2018, el presupuesto de la oficina de comunicaciones y de prensa y del canal de televisión de la institución alcanza los 509 mil 293 soles mensuales. Anualizado, el monto que se desembolsa para el pago de los funcionarios y empleados de dicha dependencia supera los 6 millones 111 mil 516 soles. No se toman en cuenta las cuantiosas inversiones que se ha previsto para este año. Por ejemplo, la compra de equipos destinados a la estación terrenal satelital del Congreso a un costo de 3 millones 124 mil 410 soles.

Como puede comprobarse en los diversos videos disponibles en la red social YouTube, que registran las reuniones de adoctrinamiento y de organización dirigidos por el coronel EP en retiro Walter Jibaja Alcalde, para Fuerza Popular es clave desplegar campañas contra los políticos y los medios de comunicación que se le oponen. Experto en operaciones psicosociales -que consiste en hacer contracampañas de desinformación-, se le escucha incluso alabar a su “equipo de redes sociales” por su “labor infatigable” mañana, tarde y noche, y que no es otra cosa que “trolear” a políticos y periodistas que cuestionan al fujimorismo.

Coincidentemente, en conferencia en el Poder Legislativo, el jefe de Comunicaciones, Christian Peralta Navarrete, de Fuerza Popular, reconoció que el personal de su sector había aumentado, en particular en lo referido a las redes sociales, y lo justificó diciendo que hacía lo mismo que los medios de comunicación. Manifestó que han sido reclutadas 12 personas, sin aclarar si eran o no simpatizantes o militantes de Fuerza Popular como él.

“Efectivamente, se ha fortalecido el área de redes sociales. El Congreso, al igual que los medios, se está volviendo multiplataforma. Antes teníamos (solo) dos personas”, indicó Peralta en esa oportunidad.

Un exempleado de esa oficina que fue desplazado para que ingrese otro profesional de comprobada lealtad fujimorista, contó cómo la están manejando ahora.

“Las acciones del área de Comunicaciones las coordina Christian Peralta directamente con Walter Jibaja. La acción de los ‘trols’ contra congresistas de oposición o periodistas críticos, es obra de dicha coordinación. Lo sé porque yo lo he visto”, declaró con la condición de anonimato.

Otro excolaborador de esa área lo confirmó: “No era necesario aumentar al personal de Comunicaciones y mucho menos especializados en redes sociales. Ellos no reclutaron gente para mejorar el área de prensa del Congreso sino para dedicarse a las actividades de ‘troleo’. A mí me sacaron porque no soy fujimorista y mucho menos estaba en condiciones de hacer ese trabajo sucio”, declaró.

La modalidad
La República detectó a dos personas que trabajan en la Oficina de Comunicaciones del Congreso, según el portal web de Transparencia de dicha entidad, que publican o comparten contenidos ofensivos hacia periodistas y políticos, dejándose, además, entrever que son grandes simpatizantes de Keiko Fujimori y los miembros de su partido político.

El primero es José Ramírez Gálvez. Por citar algunos ejemplos, identificamos que su Facebook comparte información del fujitroll “Delliriium” (@Deliriumtremems), que suele atacar a periodistas como el jefe de la Unidad de Investigación de La República, Ángel Páez. En su cuenta de Twitter lo llama: “perro muertero sinvergüenza”.

Por otro lado, Ramírez ataca a la periodista Claudia Cisneros de la siguiente forma: “Caviarada ya comienza a promover vacancia de Vizcarra” y comparte información del periodista Augusto Álvarez Rodrich donde lo tildan de “mermelero”.

Es la misma modalidad que la “prensa chicha” de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos en los años 90: equipos de periodistas o comunicadores financiados con fondos públicos; atacan y descalifican a los críticos del fujimorismo; y amenazan y amedrentan a sus víctimas que se atreven a denunciarlos.

Hace unos meses, Verónika Mendoza y Julio Guzmán se pronunciaron en la prensa sobre el proyecto de ley que pretendía dejarlos fuera de carrera para las próximas elecciones presidenciales. José Ramírez escribió el 29 de abril en su cuenta de Facebook, colocando una foto de Mendoza, lo siguiente: “Verónika Mendoza dice que movilizará a la ciudadanía para que la dejen competir (la reto si cree que la gente se prestará a su propósito). Y el advenedizo de Guzmán no dice cómo se financia su recolección de firmas. Si bien la gente quiere renovación en la política tampoco quiere lobos vestidos de corderos”.

El secretario general de Fuerza Popular en el Callao, Marcos Pichilingüe Gómez, es amigo de José Ramírez y lo etiqueta en sus publicaciones. Ramírez gana como técnico de la Oficina de Comunicaciones del Parlamento 6.409 soles mensuales.

En ese mismo despacho trabaja también Luis Maguiña Benavente, quien como técnico percibe un sueldo de 4.400 soles, según indica el portal de Transparencia con fecha de abril del 2018.

Maguiña comparte abundante información del congresista fujimorista Elard Melgar Valdez, destacando sus buenas obras. Sin embargo, en su Facebook compartió información donde atacan al congresista Carlos Bruce por haber declarado su homosexualidad.

Bruce estuvo presente durante la llegada del papa Francisco y le dio la mano. Maguiña atacó: “Después de despotricar contra la iglesia católica, la fundadora de la comunidad del anillo dándole la mano al Papa, ya pueden venir las 10 plagas, el diluvio o lo que se le antoje mandarnos Dios”.

Como se recuerda, durante la marcha contra Keiko Fujimori se apagaron las luces de un momento a otro. Los ciudadanos quedaron consternados pues fue una clara muestra del autoritarismo fujimorista. Sin embargo, Maguiña publicó lo siguiente: “Así era nuestro país en los 80 y 90. Hoy le refrescamos la memoria a los antis (fujimoristas)”. La lista de “trols” es mucha más larga y La República revelará sus identidades.

Fuente: La República

Compartir